6/12/11

La Banda Vol.I

Con más desintres que delera miro de salir-ne quasi siempre en companyia d’amigos con os que poder fer-me una risa y charrutiar evitando lo monotema. Dimpus d’una semana escruxinau me trobo floixo y feble, y con una galbana, no m’agana masiau fer horas…aspero cambiar d’aprtiud ascape antis de no esbarrar-me masiau.



Algunos bandoleros tras la tregua del "café de los sabados"


Siempre hay bandas y bandas, unas bien organizadas y otras simplemente son bandas. Hay las, que resurgen de sus cenizas mientras se cuentas historias de que cualquier tiempo pretérito fue mejor, pero el interés de la banda que a continuación presento nace de una sinfónica anarquía redirigida hacia el cauce de la estabilidad bicicletera. Ecleptico pelotón recorre las carreteras del norte de Uzbekistan o en pleno corazón de la comarca.



La banda sin piedad, elimina a sus homologos más debiles si es necesario (Darwinismo ciclista)


Toda banda tiene un lider: "Cappo Carpin", maneja los hilos como nadie.


Dos talentos reconvertidos a la bicicleta y adoptados por la banda.


El betetero y el secretario.

Los bandoleros se unen paulatinamente al secuestro, tras los lugares alcanzados por un ritmo solo estorbado por algún motivado bandolero sobre burra novata. Así y sin motín salvo algún escuálido café en alguna de sus paradas, pasan los bandoleros quejándose ya por vicio y esperando prosperidad que llevar cada domingo como recuerdo hasta próximo aviso.



El "juvenil", la promesa, dara que hablar.




"El novato"


Se rumorea almuerzo, puede que solo quede en palabras, pero la ilusión los mantendrá atentos ante la amenaza de la policía. A semejante y presumible acto se pretende acudan bandoleros de toda la zona y se firmen los tratados de paz entre bandoleros y patrones y de lo malo, se vuelve a casa en coche…madre que banda!!!!



Y los que quedan por nombrar!!! proximamente en Vol. II